Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Por Edvino Rodríguez Portilla Xalapa, Veracruz.-

Con la expresión de “misión cumplida”, la saltadora con garrocha, Brenda Czermarck se dijo satisfecha por ganar oro ayer en el atletismo de la Olimpiada Nacional 2014, pero coincidió con su entrenador, Héctor Ruiz al señalar que no fue una buena competencia y que debe mejorar.

“Yo sabía que no iba a hacer una marca muy buena. No vengo bien. Sí me preocupé porque vi bien a unas competidoras. Me asusté un poco, porque era muy importante para mí darle una medalla a Veracruz, definitivamente”, afirmó.

“No he andado muy segura últimamente, pero creo que hasta que quedamos tres y vi que había ganado sentí que el oro era mío”, confesó, y explicó que el problema que padece va más enfocado al aspecto psicológico.

¿Qué falló para no lograr el 3.50?

“En realidad el año pasado, desde agosto terminé con una lesión grave en la rodilla e intenté en enero –entrenar-, muy leve, pero también como me fui a Estados Unidos a estudiar también creo que fue el cambio de país, cultura, idioma, entrenamiento, pues como que todo se juntó.

“Creo que mis metas están claras, para mí el tiempo es relativo, es mi tercer año y pienso seguir otros siete más”.

¿Otro de tus objetivos es el campeonato centroamericano?

“Si, aunque el año pasado era más mi objetivo porque iba muy bien con los 3.80, pero ahorita… los milagros existen, tal vez puede ser, pero ya bajaron un poco mis expectativas; creo que todavía hay chance, primero y segundo lugar van a un Panamericano de Atletismo y para Centroamericanos el pase es el Nacional de Primera Fuerza”.

¿A quién le dedicas la medalla?

“A todo Veracruz, a todos mis amigos, ya extrañaba mi estado, la familia, la comida… todo”.

¿Te afectó el alejamiento de Héctor Ruiz cuando estuviste en Estados Unidos?

“Es un entrenamiento muy diferente porque aquí no hay muchas competencias. Puedes entrenar un poco más intenso, entrenamos hasta cuatro horas; en Estados Unidos compites cada semana, entonces los entrenamientos no pueden estar nada fuertes.

Por su parte Héctor Ruiz dijo:

“Finalmente el encuentro es para ganar medallas de oro. Tenemos un compromiso ella y yo con el Estado; hemos cumplido como esperábamos, obviamente se hubiera querido saltar un poco más, pero tenemos que ajustar situaciones técnicas pero saltando más en entrenamiento va a mejorar.

“Ahorita trabajaremos para el Campeonato Centroamericano Juvenil en Morelia, Michoacán a principios de julio y de ahí prepararnos para el selectivo a Juegos Centroamericanos a finales de agosto”.

¿De alguna forma estuvo en riesgo la medalla?

“No, fuimos muy seguros, muy precisos, no hubo ningún problema, en Tijuana sufrimos más, estuvimos a punto de perder todo, aquí no, aquí fue muy precisa en cada salto, porque ha competido mucho en Estados Unidos. No saltó lo que esperábamos pero si saltó muy bien”.

¿Qué tanto debe mejorar?

“Tenemos que estar entre los 3.80 y los cuatro metros de aquí al selectivo para los Juegos Centroamericanos, si queremos calificar hay que pasar de los cuatro metros, si no, va a ser muy complicado”.